Guna puede definirse simplemente como carácter o cualidad, aunque tiene un significado más amplio. Un guna también es una influencia o impulso. La materia cósmica se compone de tres gunas. Todo en la Tierra tiene un guna predominante, así como cualidades específicas obtenidas de su distribución elemental. Como nuestros cuerpos contienen todos los elementos, nuestras mentes tienen cada uno de los gunas.

Las tres cualidades/gunas básicos son…

  • Sattva (conocimiento, pureza)
  • Rajas (acción, pasión)
  • Tamas (inercia, ignorancia)

Los alimentos, las plantas, los animales y la gente pueden ser agrupados de acuerdo a su cualidad/guna dominante. Referirse a un guna es una referencia de las cualidades mostradas por dicha entidad u objeto, sea sátvica, rajásica o tamásica.

En el contexto humano, guna usualmente refiere a la cualidad de la mente y el carácter de una persona. Es decir, si son tranquilos, amables, pacientes y tolerantes (sátvico), apasionados, espontáneos, codiciosos, materialistas, explosivos y centrados en la gratificación de los sentidos (rajásico), o ignorantes, vagos, insensibles y mentirosos (tamásicos).

Los tres tipos de gunas están presentes en todos y en cada uno puede mostrarse en contextos diferentes. La gente puede alternar entre los gunas dependiendo del contexto ambiental y su alimentación, así como la fase de la vida y otros factores. Esto se debe al guna del alimento consumido, y el entorno social o físico influencia directamente a la mente guna.

Como los cinco elementos están presentes y deben alternar en predominancia dependiendo del ambiente, los diversos gunas deben dominar en circunstancias particulares. Como seres humanos, nuestro objetivo es incrementar nuestro guna sátvico eligiendo alimentarnos y hacer cosas que son también sátvicas por naturaleza. La cualidad del alimento que comemos, y nuestro ambiente, son cruciales para mantener la salud mental.

Como mencionamos antes, la mente está inherentemente conectada al cuerpo. Aumentando nuestro contacto con, o en última instancia consumiendo alimentos rajásicas o tamásicas crea un desequilibrio en la mente y angustia en el cuerpo. Esto es seguido por la enfermedad, y la enfermedad es una variedad de las formas. Si tu dosha está desequilibrado puede perturbar la mente guna de manera similar. Este vínculo entre la mente y el cuerpo a menudo diagnostica el origen de algunas enfermedades. ¿Se originó en la mente y luego perturbó al cuerpo o viceversa?

La teoría médica ayurveda y la ciencia, aunque antigua, tiene relevancia y sabiduría para los seres humanos a cualquier edad. Fue utilizada para tratar a millones de personas durante siglos, y continuará ofreciendo una visión a la gente en el futuro.

Tipos de mente

Sátvico

La gente de naturaleza sátvica es naturalmente inteligente y de buena memoria. Son instintivamente limpios y ordenados, cuidan muy bien de sí mismo y son conscientes de la salud. Son alegres, calmos, gentiles y considerados con otros – educados y serviciales hacia todos, con buenos modales. Ellos buscan mejorarse así mismos, a pesar de que ya conocen. Están enfocados en el trabajo, la auto-ayuda y la búsqueda intelectual o espiritual.

Comúnmente, son de naturaleza muy positiva, demostrando generosidad, amabilidad, apertura, rectitud (igualdad) y misericordia. Ellos fácilmente comparten lo que tienen y disfrutan lo que hacen, sin esperar recompensa a cambio. La gente sátvica mira la vida como una experiencia de aprendizaje productiva y no envidian su posición, ni guardan rencor. No buscan acumular riqueza o estatus. Su mente es clara y pacífica, y son honestos, humildes y silenciosos. Tienen inclinación espiritual y una fuerte fe y creencia en Dios, a menudo participan en servicio desinteresadamente o actividades benéficas.

Aquellos con un guna sátvico expresan felicidad, entusiasmo y alegría. Son flexibles, moderados, regulares y equilibrados en hábitos y actividades. El sueño es mínimo, aunque profundo y refrescante. El alimento es fresco y no extremo en términos de preparación o sabor preferido (ni sobre-cocinados, demasiado picantes o muy dulces).

Alimentos sátvicos

Los alimentos sátvicos ayudan a crear una mente clara, pacífica, armoniosa, e interesada en la vida espiritual. Una alimentación sátvica está compuesta por alimentos puros que se digieren fácilmente y resultan de una mínima acumulación de toxinas en el organismo. En el sistema ayurveda de medicina estos alimentos sátvicos incluyen todas las frutas, vegetales, hojas verdes comestibles, porotos, leche de semillas, y pequeñas cantidades de arroz o preparaciones de pan.

Es básicamente una alimentación vegetariana, con aproximadamente 80% de alimentos vivos y 20% de alimentos cocidos. Es una alimentación con una abundancia de diferentes brotes de legumbres, granos, semillas, micro-jardines, frutas frescas y vegetales, frutos secos y semillas activadas.

Rajásico

Quienes son rajásicos en temperamento son dinámicos y buscan controlar y dominar a otros. Son medios en inteligencia y tienen una memoria variable. Aquellos con guna rajásico valoran el prestigio y la autoridad y buscan poder, estatus, fama, riqueza y reconocimiento. La gente rajásica nunca está satisfecha con su posición o sus posesiones, buscan acumular más y disfrutar hacer alarde de lo que tienen. Además, buscan satisfacción continua de deseos (sexo, comida), estimulación de los sentidos (música, color, fragancia) y entretenimiento (fiestas, funciones, festivales). De todas maneras, son distraídos o rápidamente aburridos.

Generalmente, son muy ambiciosos, así como altamente activos y trabajadores. Pueden ser valientes y audaces, pero a menudo muestran celos, malicia, crueldad, emociones excesivas y comportamiento egoísta. Aquellos con este temperamento pueden ser extremadamente determinados, manipuladores, egoístas y orgullosos. A veces pueden ser rudos, arrogantes, enojados y comúnmente responden con irritación a los estímulos externos. En términos de espiritualidad, son dudosos y de gran cuestionamiento. Cuando el guna rajásico es predominante, una actitud negativa y a veces cínica prevale.

El sueño se ve perturbado o irrumpido por sueños intensos, por lo que no es refrescante. La comida preferentemente tiene un sabor fuerte o excesivo (picante, caliente, salada). Estimulantes como el café, té, alcohol y tabaco son consumidos regularmente. Quienes son de naturaleza rajásica raramente se brindan incondicionalmente. Siempre lo hacen con cierta reticencia y para demostrar generosidad en lugar de altruismo verdadero. Las relaciones, por lo tanto, se basan principalmente en sus propias necesidades y deseos en lugar de interés recíproco y respeto.

Alimentos rajásicos

Los alimentos rajásicos son estimulantes para el sistema nervioso. Incluyen café, té verde o negro, tabaco, carnes frescas, y una gran cantidad de especias estimulantes, tales como ajo, cebolla y pimientos. Es una dieta que incuye manteca, queso, huevos, azúcar, y comidas con mucho aceite y freídas. Los efectos estimulantes de estos alimentos tienden a distraer los mensajes internos y promover las actividades de estimulación física, emocional y mental, a menudo de una forma desequilibrada.

Tamásico

Quienes demuestran un guna tamásico son ignorantes, vagos y temerosos con pobre memoria. Son comúnmente apáticos e insensibles por naturaleza. Ellos muestran poca consideración o respeto por otros, y son groseros, descarados, inmorales o violentos. Pueden ser tercos y obstinados, con falta de atención a los que les rodean. La gente tamásica muestra poco o nada de deseo para mejorar física o mentalmente, o carece de poder y disciplina para hacerlo.

Los individuos tamásicos no participan en actividades física o mentalmente exigentes y evitan cualquier trabajo si es posible. Ellos parecen estar completamente comprometidos en (o pensando en) comer, beber, dormir, sexo u ocio. Son deshonestos, de sucios hábitos y no tienen en cuenta su estado de salud. A menudo, no muestran iniciativa e interés mínimo en, o comprender, la espiritualidad. Tienen poca o ninguna fe en Dios. La gente con una naturaleza tamásica está frecuentemente triste o deprimida.

La gente con un guna predominantemente tamásico no demuestra amor excepto cuando están basados en la propia satisfacción, por lo que las relaciones se generan por interés. Raramente dan, en lugar de preferir tomar o aún obtener a través de la decepción. Ellos comen en exceso, y consumen comida que está sobre-cocinada, dulce y pesada en sabor y consistencia o añejo, conservado en frío y procesado. La “comida rápida” o “comida chatarra” constituye una amplia parte de su dieta. A menudo, se quejan de su trabajo o posición en la vida, aunque no demuestran motivación o no hacen nada para cambiarlo. La gente tamásica tiene un sueño pesado y no se despiertan fácilmente, y suelen ser sedentarios.

Alimentos tamásicos

Los alimentos tamásicos son los rancios, deteriorados, descompuestos, estropeados, sobre-cocinados, sobras, altamente procesados, e incluyen las comidas rápidas. Básicamente incluyen lo que llamamos alimentos sintéticos. Estos alimentos están tratados químicamente con conservantes, pesticidas, fungicidas, endulzantes artificiales y procesados, colorantes artificiales, sulfatos, y nitratos, etc. Alcohol, marihuana, cocaína, y otras drogas de la sociedad actual entran en esta categoría de alimentos tamásicos. La cocaína y las anfetaminas son inicialmente rajásicos en sus efectos estimulantes, pero el resultado final a largo plazo constituye un estado físico y mental exhausto. La mente adicta que acompaña al abuso de la cocaína y las anfetaminas, aún durante una fase de estimulación, entra aún más en esta categoría degenerativa tamásica. Cualquier comida con carnes que no son frescas son tamásicas ya que se pudren en muy corto tiempo. Esto incluye casi todas las carnes encontradas en el supermercado. Estos alimentos no tienen efecto positivo en la fuerza de energía de vida. Estos alimentos suelen incluir químicos tóxicos en descomposición que nos afectan el funcionamiento de nuestra mente e irritan nuestro sistema nervioso. Además aceleran el envejecimiento prematuro y las enfermedades degenerativas. Brindan las peores características psicológicas por ser irritables, negativas, y letárgicas. En esta condición de energía desequilibrada es difícil meditar o estar en armonía con uno mismo o el entorno.

Fuente
Jiva Ayurveda

Pin It on Pinterest

Share This