Knishes rellenos con queso de almendras y espinacas

Descripción

El knish o knysh es un bocadillo del Este de Europa que consiste en un relleno recubierto con masa. Los knishes pueden comprarse en puestos callejeros de áreas urbanas donde existan poblaciones judías, a veces en puestos de panchos. Se hizo popular en Argentina, Canadá y Estados Unidos por los inmigrantes del Este de Europa (principalmente de Bielorrusia, Polonia, Lituania y Ucrania).

En las versiones más tradicionales del Este de Europa, el relleno está realizado con puré de papachucrut, trigo sarraceno o queso. Otras variedades de relleno incluyen batatas, porotos negros, fruta, brócoli o espinaca.

Los knishes pueden ser de forma redonda, rectangular o cuadrada. Pueden estar totalmente cubiertos en masa o algo del relleno puede asomar desde la parte superior. Los tamaños van desde los que se pueden comer en un solo bocado hasta del tamaño de un sandwich.

Los inmigrantes del Este de Europa llevaron los knishes a Estados Unidos a comienzos del 1900. Knish es una palabra Yiddish derivada del ucraniano knyshy del polaco knysz.

Esta receta es Fase 1 y como todas nuestras recetas, está libre de cocción, harinas e ingredientes animales.

Se conserva en la heladera.

  • Tiempo de preparación: 3h
  • Tiempo de deshidratado: 7h
  • Tiempo total: 8h

Ingredientes

Masa

  • 2 T pulpa de coco joven
  • 1/4 T agua de coco
  • 1 cdita. solución salina

Relleno

  • 1 1/2 T almendras, activadas
  • 1 T hojas de espinaca, cortadas
  • 1/4 T aceite de oliva
  • 2 cda. limón, exprimido
  • 1 cda. solución salina
  • 1/4 cdita. pimienta negra, molida

Guarnición

  • Flores de salvia ananá
  • Hojas verdes pequeñas
  • Semillas de sésamo negro, activadas y deshidratadas

Instrucciones

Masa

  1. Licuar el coco, el agua y la solución salina hasta quedar homogéneo
  2. Pasar la mezcla a una hoja teflex anti-adherente
  3. Formar un cuadrado por bandeja de deshidratador hasta el borde
  4. Deshidratar durante 6 horas a 41ºC [105ºF] hasta que se pueda dar vuelta
  5. Quitar la hoja teflex y dar vuelta
  6. Deshidratar durante 15 minutos más hasta que ambos lados estén secos y flexibles
  7. Cortar en tiras de 9 cm de ancho

Relleno

  1. Marinar las hojas de espinaca en aceite, solución salina, limón y pimienta durante 30 minutos
  2. Procesar las almendras con cuchilla S, dejando que mantenga cierta textura
  3. Agregar la espinaca ya marinada
  4. Procesar unos pocos segundos más hasta integrarse
  5. Pasar a un bol con espátula de silicona

Ensamblado

  1. Humedecer con agua los bordes de cada tira de masa
  2. Ubicar una cucharada abundante del relleno en el borde de cada masa
  3. Enrollar con cuidado hacia el otro extremo
  4. Una vez arrollados, llevar los bordes hacia el centro donde está la masa
  5. Presionar suavemente para darle forma a los knishes
  6. Decorar cada plato con gotas de aceite enebro
  7. Ubicar 3 knishes por plato
  8. Agregar hojas verdes pequeñas
  9. Soltar semillas de sésamo negro desde arriba
  10. Agregar flores de salvia ananá encima de cada knish

Pin It on Pinterest

Share This