Barra de Nanaimo con glaseado de menta

Descripción

La barra de Nanaimo es un postre de origen canadiense popular en toda Norteamérica. Es un cuadrado de chocolate en barra el cual no requiere horneado, y recibe su nombre de la ciudad de Nanaimo, en la costa oeste. Está cubierto con una capa de glaseado ligero de manteca con sabor a vainilla que se cubre con chocolate fundido. Existen muchas variantes que cambian el tipo de base, diferentes sabores del glaseado (ej. menta, manteca de maní, coco, moca) y el tipo de chocolate.

La barra surgió en Ladysmith, sur de Nanaimo, a principios de los años 1950. Una ama de casa llamada Mabel Jenkins, envió la receta al anuario Ladysmith and Cowichan Women’s Institute Cookbook. Este libro de recetas se vendía por entonces para recaudar fondos. Así fue que la receta se hizo popular en muchos hogares de la región y se comenzó a comercializar en varias cafeterías de Nanaimo. Originalmente se la llamó “barra de Mabel” por el primer nombre de su autora. La primera copia de la receta impresa usando el nombre “barra de Nanaimo” aparece en una publicación llamada His/Her Favourite Recipes en el año 1957.

Otras referencias sin confirmar lo datan de 1930, donde se dice que era conocida localmente como Chocolate Fridge Cake.

La popularidad de la barra de Nanaimo llevó a sus residentes a movilizarse para elegirla como Dulce favorito de Canadá en una encuesta.

Recetas para postres similares son encontradas en diversos lugares, bajo nombres variados, tanto en América del Norte como Europa. La designación barra de Nanaimo es canadiense, y aparece en el Diccionario de Oxford del mismo país.

Recomendaciones

Esta receta es Fase 2 y como todas nuestras recetas, está libre de lácteos, gluten e ingredientes animales.

Puedes conseguir el jugo de uva concentrado y la sal de roca en tienda Cajú.

Conservación

Se conserva durante meses en el congelador.

  • Tiempo de preparación: 2h
  • Tiempo total: 2h
  • Sirve: 8 barras
  • Rinde: Molde de 8x8"
  • Categoría:

Ingredientes

Base

  • 1 T nueces, activadas
  • 2/3 T coco, rallado
  • 2/3 T pasas de uva
  • 1/4 T cacao, en polvo
  • 2 pizcas de sal de roca, molida
  • 2 cdita. naranja, exprimida

Glaseado

  • 2/3 T castañas de cajú, remojadas
  • 1/3 T manteca de coco, derretida
  • 1/3 T aceite de coco, virgen y líquido
  • 1/4 T jugo de uva, concentrado
  • 1/4 T agua, purificada
  • 1 cdita. vainilla, extracto
  • 1/4 cdita. cúrcuma, molida
  • 30 hojas de menta, fresca

Cobertura

  • 1/3 T cacao, molido
  • 1/4 T manteca de cacao, derretida
  • 3 cda. jugo de uva, concentrado

Instrucciones

Base

  1. Moler las nueces y el coco en procesadora con cuchilla S
  2. Agregar pasas de uva, y sal
  3. Procesar hasta moler
  4. Agregar dos cucharaditas de jugo a la vez que se procesa hasta que la mezcla quede húmeda
  5. Pasar la base a un molde de 8x8”
  6. Dejar de lado

Glaseado

  1. Licuar cajú, agua, jugo de uva y vainilla hasta homogeneizar
  2. Agregar cúrcuma, menta, aceite y manteca de coco
  3. Licuar hasta suavizar
  4. Verter por encima de la base
  5. Llevar al congelador por 3 horas como mínimo hasta quedar firme

Cobertura

  1. Mezclar todos los ingredientes juntos en un bol hasta quedar suave y brillante
  2. Verter por encimar del glaseado y distribuir uniformemente antes de que enfríe
  3. Llevar a la heladera por al menos 1 hora
  4. Para cortes limpios, pasa un cuchillo por agua caliente y luego sécalo antes de cada corte

Pin It on Pinterest

Share This