¡Realmente muy buenas las clases! A veces pese al poco tiempo, no veo la hora de poner manos a la obra a las recetas que aprendemos.

— Ariel, Avellaneda, Buenos Aires, Argentina